Cambiando Guatemala

Inicié apoyando a FUNJOSE hace casi un año, y desde entonces he estado escribiendo y reescribiendo publicaciones para este blog, pero en muy pocas ocasiones he planteado mi punto de vista acerca de la situación de Guatemala y de la labor de la fundación. Así que hoy les escribo una pequeña parte de lo que ha pasado por mi cabeza en estos últimos meses.

Les ahorraré mi biografía y lo que me llevó a unirme a FUNJOSE para evitar sesgar su opinión acerca de lo que están por leer; solamente les diré que una buena parte está basada en un documento escrito por Robert E. Lucas, Jr.

Fuente de imagen: Pedro Agustín

¿Qué pasa por su mente al decir el desarrollo de Guatemala? Puede que piense en personas labrando tierra, agricultura, transporte pesado movilizando productos, flujo de dinero, trabajo, tecnología, educación; si fue así, está en lo correcto. Si pensó en falta de materia prima, escasez de tecnología, limitaciones legales, malversación de fondos, carencia de conocimientos; también está en lo correcto. Todo aquello que alimente o ahogue el desarrollo del país está relacionado. Como intentar abarcar todo me llevaría una vida completa, me enfocaré en lo que mueve a FUNJOSE, la educación.

Quiero que imagine que es un inversionista asiático o europeo, o podría ser estadounidense o sudamericano; piense en una suma multimillonaria que podría hacer crecer con una fábrica de algún producto, tentativamente viene a mi cabeza una fábrica de carros. Buscando mano de obra barata, tomaría como opciones el sur de Asia o Centro América; así analiza cada uno de los países, y al toparse con Guatemala se da cuenta de la falta de mano de obra calificada, así que queda descartada. Esto se podría resolver fácilmente con un grupo de técnicos en electromecánica y varios ingenieros, administradores y mercadólogos, por decir rápidamente algunas profesiones.

Ahora imagine un escenario en el que forma parte de una ONG, y un país desarrollado ha finalizado el proceso de aprobación de un proyecto para llevar a las comunidades una pequeña generadora de energía eléctrica cuya producción es completamente amigable con el ambiente. Se requerirá de guatemaltecos para poner en marcha las plantas, la misma debe tener un mantenimiento regular para garantizar su óptima producción de energía eléctrica, así como toda la red de transmisión. Cuando piensa en el proyecto, ¿considera que las comunidades donde se instalará la planta cuentan con la gente capacitada para cumplir con su objetivo?

Por último, me gustaría que se imaginara a todos los jóvenes que por alguna razón han olvidado la opción de estudiar después de su diversificado. Piense en los miles de técnicos en radiología, los profesores, electromecánicos, enfermeras, carniceros, costureros, soldadores, y muchos profesionales más que pierden la oportunidad de explotar sus capacidades por la falta de conocimiento. ¿Considera que si todos estuvieran preparados para una labor específica podríamos exportar más y mejores productos, o prestar mejor atención a los mismos guatemaltecos?

El producto de un país no se compone solamente de aquello que uno puede tocar, también se compone del capital humano, del conocimiento que puede exportar a otros países, del ingenio que cada persona tiene para renovar o mejorar lo ya existente. Es hora de empezar a explotar el potencial de la mente guatemalteca y no solamente sus tierras. Es hora de empujar a Guatemala al desarrollo.

¿Consideras que la educación es esencial para impulsar al país? Deja un comentario con lo que piensas que puede mejorar Guatemala.

Deja un comentario

Your email address will not be published.