La educación de mujeres en Guatemala

La presidente de FUNJOSE, María Fernanda Estrada, escribió un breve análisis junto a sus comentarios respecto al estado actual de la educación de las mujeres guatemaltecas. Los datos estadísticos fueron obtenidos de los sitios:

http://www.repositorio.usac.edu.gt/3959/1/15_1483.pdf

http://lac.unwomen.org/es/donde-estamos/guatemala

Fuente de imagen: http://www.repositorio.usac.edu.gt/3959/1/15_1483.pdf

“En pleno siglo XXI, la cura contra el cáncer no se ha descubierto, el calentamiento global sigue afectándonos, todavía los países se declaran la guerra por bienes materiales, y las mujeres siguen luchando por la equidad de género. Hoy vamos a hablar de este último punto: las mujeres. Específicamente, sobre las mujeres de Guatemala y la desventaja que poseen en el tema de educación.

A lo largo de las épocas, la mujer ha sido marginada en el ámbito laboral, educativo, político y social; poco a poco se ha abierto camino en muchos aspectos: mujeres a cargo de una nación, científicas descubriendo curas, mujeres con doctorados, dirigiendo grandes empresas y liderando organizaciones. Sin embargo, el tema de educación sigue siendo deficiente para las mujeres, y en Guatemala no es la excepción.

En 2014, se estableció que las mujeres guatemaltecas representaban el 51.2% de la población de 15.8 millones de habitantes. La tasa de analfabetismo en mujeres indígenas es de 48% versus 25% de hombres indígenas; en el caso de la población ladina, los porcentajes para mujeres y hombres analfabetas son de 19% y 11% respectivamente. En ambos casos, las mujeres son las que constituyen los porcentajes más altos de analfabetismo en el país. Este factor se da como resultado de muchos aspectos culturales, sociales, políticos y económicos.

¿Qué es lo que sucede? En Guatemala, la población predominante es joven, el promedio de edad en mujeres es de 26 años, y en hombres de 25. Más de la mitad de la población se encuentra en edad productiva, y la tasa de fertilidad en jóvenes entre 13 y 19 años es de 66.7 por cada 1,000 bebés nacidos. De estos nacimientos, 1 de cada 5 son nacimientos en niñas y adolescentes, lo que quiere decir que estas niñas no pueden continuar estudiando si tienen un bebé que atender. Esto contribuye al aumento de los índices de analfabetismo, pobreza y desnutrición en el país.

En el área urbana, los jóvenes mayores de 15 años tienen un promedio de escolaridad de 8 años, en contraste con el área rural que posee un promedio de 4 años. Las mujeres indígenas tienen un promedio de escolaridad de 3 años y las mujeres no indígenas un promedio de 5.3 años; los hombres, poseen escolaridades de 4.2 y 5.9 años para hombres indígenas y no indígenas, respectivamente. Estas estadísticas reflejan una sociedad donde el hombre es tomado en cuenta más que la mujer, y sobre esto, ser no indígena representa mayor educación. Un problema adicional en el país es que en la mayoría de casos, la educación que se brinda carece de calidad, principalmente en el sector rural, creando desventajas laborales entre mujeres y hombres, y entre la población indígena y no indígena.

La situación de educación en Guatemala es crítica, como mencioné antes, vivimos inmersos en un círculo que hay que cortar de raíz. A mi parecer, la educación es la principal herramienta que nos puede ayudar a salir de esto y no me refiero solo a sacar adelante a las mujeres sino a todos los jóvenes en general. Mujeres y hombres con educación pueden reducir la tasa de fertilidad y aumentar sus ingresos mediante trabajos remunerados dignamente. Menor población y mayores ingresos pueden mejorar la calidad de vida de las familias, incurriendo en acceso a mejor alimentación, disminuir los niveles de desnutrición (los cuales afectan también en el analfabetismo), aumentando la salud en los pobladores y dando como resultado un desarrollo poblacional más justo y equitativo para todos los guatemaltecos.”

¿Quieres escribir tu punto de vista acerca de la educación en Guatemala? Deja un comentario indicando tu interés y te estaremos contactando.

Deja un comentario

Your email address will not be published.