La educación artística y sus frutos: Parte II

Con el arte los seres humanos aprenden a desarrollar aptitudes para sensibilizarse con el mundo a través de sus emociones. Además, los mantiene interesados en actividades positivas evitándoles el vandalismo, vicios, adicciones, entre otras.

Fuente: Andrea Cáceres

Me apasiona la danza y uno de mis sueños es crear una fundación para niños y jóvenes con problemas psicológicos, psiquiátricos, trastornos o síndromes, donde a través de la danza, se automotiven, mejoren su estado de salud, calidad de vida y se conviertan en ciudadanos con la suficiente sensibilidad y empatía para servir a su país y ser agentes de cambio.

La educación artística contribuye al desarrollo integral de niños y jóvenes enriqueciendo la comunicación, innovación, la diversidad cultural y el emprendimiento, involucrando a los seres humanos en el desarrollo de su sociedad.  La danza traspasa barreras culturales, políticas y étnicas fomentando la integración emocional, cognitiva, física y social.

Fuente: Andrea Cáceres

La mejor parte de enseñar es que me motiva a ser una mejor persona porque me convierto en el héroe del corazón más noble que existe, el corazón de un niño.

Deja un comentario

Your email address will not be published.